Super8-Spain

Cine en 8 mm / Super8 / Single-8 / DS8

La película Zapruder

 

 

La película Zapruder es la filmación de 8 milímetros más famosa de todos los tiempos. Se trata de la secuencia rodada por Abraham Zapruder en Dallas (Texas) con motivo del paso de la caravana presidencial del Presidente de EE.UU. John F. Kennedy a través de la Plaza Dealey, y que muestra la famosa secuencia de su asesinato el 22 de noviembre de 1963. Dicha filmación es el testimonio gráfico más completo que se tiene de los hechos.

A las 12:30 horas del 22  de noviembre de 1963, Abraham Zapruder filmó la caravana presidencial con la ayuda de su recepcionista, Marilyn Sitzman, quien se encontraba junto a él sobre un pilar del lado oeste de la pérgola de hormigon en el John Neely Bryan, desde donde podía observarse la calle Elm Street de Dallas. La corta secuencia registrada por su cámara de 8 mm. es testigo directo de los hechos desde el momento en que la limusina del presidente rodea la esquina de la calle Houston Street hasta que se pierde de vista bajo el triple paso de las vías del ferrocarril. Es muy notorio el disparo fatal que impacta en la cabeza de Kennedy cuando la limusina estaba cerca de la posición de Zapruder.


El documento fue parte decisiva de las investigaciones del asesinato y de la Comisión Warren, siendo una de las piezas cinematográficas más estudiadas y analizadas de todos los tiempos.

El ciudadano Zapruder portaba una Bell & Howell 414 PD Director Series, cámara de 8 milímetros de alta gama en la época y que había adquirido recientemente. Dicha cámara costaba cerca de 200$ de aquella época. En la foto se muestra la cámara de Abraham Zapruder, catalogada por el FBI. 

La secuencia que tomó consta de 486 fotogramas, es decir, 26,6 segundos que quedaron registrados en la película de color Kodachrome II con la que estaba cargada la cámara. 343 de esos fotogramas (unos 18,7 segundos) muestran la limusina presidencial.

La misma tarde después del asesinato la película ya había sido revelada y además se habían hecho dos copias de ella, que fueron entregadas inmediatamente a los servicios secretos por el autor. A la mañana del día siguiente ya se habían vendido los derechos de reproducción a la revista Life, por lo que el último ejemplar restante de la película (el original de cámara) fue entrgado a la revista.


El 29 de noviembre, Life (con su logo sobre fondo negro en vez
del rojo habitual) publicaba unos 30 fotogramas de la película de Zapruder, aunque en blanco y negro. Posteriormente se publicaron en color el 6 de diciembre en una edición especial dedicada a la memoria del presidente asesinado.

Los fotogramas obtenidos por Zapruder se utilizaron en la Comisión Warren y fueron divulgados en multitud de publicaciones posteriores. Una de las dos copias de primera generación que habían sido entregadas a los servicios secretos, fue remitida al FBI en Washington, que realizó una segunda copia el 25 de nomviembre. En el formato de 8 mm cada copia resulta en una pérdida considerable de calidad de la imagen, por lo que en el mes de enero la Comisión Warren tuvo que solicitar el original, que en esos momentos estaba en manos de la revista Life.


En 1966 y mientras trabajaba para Life, el criminólogo Josiah Thompson recibió autorización para examinar una de las primeras copias de la película y encargó copiar los fotogramas más relevantes en película diapositiva de 35 mm. para el FBI. De éstas, el FBI realizó duplicados en blanco y negro, que fueron entregado a la Comisión Warren.

En octubre de 1964, el Gobierno de Estados Unidos publicó 26 tomos con testimonios y pruebas de la Comisión. En uno de los tomos se reproducían 158 fotogramas de la película de Zapruder, en blanco y negro. Sin embargo, faltaban los fotogramas 208 a 211 y se notaba el punto de unión entre el fotograma 207 y el 212. Los fotogramas 314 y 315 estaban con el orden cambiado, y el 284 era una repetición del 283. Preguntado el FBI sobre esto, se dijo que el 314 y 315 habían sido impresos en distinto orden por un error de imprenta.

A comienzos de 1967, Life publicaba que 4 fotogramas de la película original de cámara (208 a 211) habían sido destruídos accidentalmente, y los fotogramas adyacentes dañados por un técnico del laboratorio fotográfico de la revista el mismo día 23 de noviembre de 1963

En 1967 Life encargó al laboratorio fotográfico Manhattan Effects la copia en 16 milímetros de la película original. Satisfecha con el resultado, encargó también un internegativo en 35 mm.

El 6 de marzo de 1975, el show televisivo de noche Good Night America, mostraba por vez primera en televisión la película de Zapruder (ver vídeo), que suscitó gran revuelo en el público. Por ello, un mes más tarde Time Inc. vendía la película original con sus derechos a la familia Zapruder por el precio simbólico de 1$. Time quería donar la película al Gobierno pero la familia no dio su consentimiento, aunque posteriormente en 1978 la cedieron a los archivos nacionales para su preservación y seguridad pero conservando su propiedad y todos los derechos:

 

El director de cine Oliver Stone que llevó a la gran pantalla JFK en 1991, pagó 85.000$ a los Zapruder para poder utilizar la filmación en su película.

En octubre de 1992, el Presidente George Bush firmó un decreto por el cual todos los archivos existentes sobre el asesinato de Kennedy pasaban a ser propiedad del Gobierno de Estados Unidos. Cuando la familia Zapruder solicitó que le fuese devuelto el original en 1993 y 1994, los archivos nacionales denegaron la petición.

En abril de 1997 se confirmaba oficialmente la propiedad del gobierno sobre la película, confirmando su interés nacional, aunque finalmente se pagó a la familia la suma de 16 millones de $ en 1999, que mantenía los derechos de explotación. Ese mismo año la película fue copiada a formato digital y restaurada con licencia de la familia. En 1998 se realizó un documental dedicado a la propia filmación y todas sus vicisitudes, mostrando la versión restaurada de la misma.

También en 1998, Roland Zavada, técnico de Kodak que lideró el equipo que desarrolló la película Kodachrome II, estudió la película original en los archivos nacionales y llegó a la conclusión de que se trataba efectivamente del original de cámara y que no había sufrido ninguna alteración o manipulación posterior. Cualquier intento de modificar la imagen habría dejado rastros en la estructura de la emulsión y grano de la película, con pérdida de la modulación del contraste.

En diciembre de 1999, la familia Zapruder donó los derechos de la película junto con una de las dos primeras copias de primera generación realizadas la misma tarde del asesinato y otras copias y ampliaciones posteriores de fotogramas efectuados en su día por la revista Life, al The Sixth Floor Museum, situado en la Plaza Dealey en la que tuvieron lugar los hechos. Hoy en día por tanto los Zapruder no conservan ningún derecho sobre la filmación, que pertenece íntegramente al museo.