Super8-Spain

Cine en 8 mm / Super8 / Single-8 / DS8

Eumig Nautica


 
 

Muchos fabricantes de cámaras Super8 comercializaron en su día carcasas submarinas o accesorios estancos para poder filmar imágenes bajo el agua con la cámara de cine. Sin embargo, sólo la firma austriaca Eumig apostó por comercializar una cámara que fuese totalmente estanca y sumergible por sí misma.

 

Esto convierte a la Eumig Nautica en objeto de deseo tanto para coleccionistas de cámaras de cine como para "superocheros", a pesar de que este modelo tenga unas prestaciones más bien modestas.


Fue presentada en el Salón Internacional Photokina de 1978 con el nombre de Eumig Sportmaster y "a prueba de todos los elementos". Realmente resulta ser muy sólida y no es raro comprobar cómo los ejemplares que llegan a nuestros días lo hacen en un estado impecable.



La Eumig Nautica puede sumergirse hasta una profundidad de 40 metros, aunque su uso no está limitado exclusivamente a los amantes del buceo pues el simple hecho de que tenga carcasa impermeable, sólida y a prueba de arena o golpes la hace interesante para acoplarla en una tabla de surf, para hacer rafting, filmar en la nieve, o cualquier otra actividad en la que no podríamos arriesgar una cámara tradicional.

 

 

 

Gracias al pequeño corcho de la empuñadura, la cámara flota sin problema en el agua. La estanqueidad de la carcasa se consigue gracias a unas gomas que deben ser lubricadas con una especie de grasa de silicona, aunque no son estrictamente necesarias si no tenemos pensado mojar la cámara.



Este modelo no deja de ser una modificación de las sencillas Eumig Mini 3 y 5, y por tanto solamente rueda a la velocidad estandard en formato Super8 de 18 imágenes por segundo. Sin embargo, mcuhas personas la han modificado para que filme a 24, una velocidad más profesional y que da mejores resultados si queremos telecinar las imágenes con la mejor calidad posible. La cámara también puede disparar fotograma a fotograma.

 

 

 

La Eumig Nautica es tan atípica que no es una cámara para iniciarse en el Super8 ni para usar como cámara principal, sino más bien una segunda cámara para usos muy determinados en los que es cierto que proporciona una calidad de imagen sorprendente y con colores muy brillantes.



Entre sus características, aparte de las mencionadas velocidades de filmación la cámara tiene una lente Eumig Panorama-Viennon  f1,9 con un discreto zoom 9-30 mm de 3,3 aumentos totalmente manual, con macro, y foco fijo por lo que no hay que preocuparse por enfocar
(sistema Servofocus).

 

El diámetro de la rosca de la lente es de 46 mm. El obturador es fijo a 190º. La cámara incluye un adaptador que convierte la lente en un gran angular de 5,3 mm que puede usarse tanto bajo el agua como fuera y otro para corregir el efecto gran angular bajo el agua, que convierte la óptica en un zoom 14-45 mm. Dispone de compensador de exposición para filmar a contraluz, y visor reflex ajustable para dioptrías entre +/-5.

 

  

 

Como cámara límitada que es en prestaciones, es del tipo que solamente admite las películas con ASA 25D/40T, o 100D/160T filmando en modo automático, por lo que conviene al menor hacer una prueba si vamos a filmar con una emulsión que no se ajuste a esos parámetros, para comprobar si nos satisfacen el resultado. De todas formas la cámara permite controlar manualmente el diafragma, y en este caso el problema anterior se eliminaría.



Con un peso de 1.150 gramos, dispone de entrada para cable disparador manual, zapata para trípode, filtro interno nº 85 como el resto de cámaras Super8, contador de película, indicador de profundidad para asegurar que no se rebasa el límite de 40 metros, y un botón para comprobar el estado de la carga de las baterías, que son solamente dos pilas normales tipo AA.