Super8-Spain

Cine en 8 mm / Super8 / Single-8 / DS8

Bodas en Super8

  

 

La moda de filmar en 8 milímetros ha llegado también al terreno de las bodas, sobretodo en Estados Unidos donde muchas empresas dedicadas a hacer reportajes de este tipo de ceremonias ofrecen a sus clientes la posibilidad de que algunas escenas (o el reportaje completo) estén filmadas en película. En Inglaterra y Alemania también está cada vez más de moda.

Actualmente la película de cine se puede digitalizar, algo al alcance de cualquiera con calidad profesional. Una vez tengamos la película convertida en archivo de vídeo, puede editarse o montarse fácilmente en casa con cualquier ordenador, y generar infinitas copias del reportaje para regalar a todos los familiares sin necesidad de tener que pasar la película por un proyector de cine, como antiguamente.

 

La estética del reportaje

En función de lo que nos queramos complicar el trabajo, del presupuesto para comprar, revelar y telecinar la película, de la ayuda que tengamos, o de cuestiones puramente creativas, hay muchas formas de realizar un reportaje que incluya imágenes en Super8:

Una opción muy habitual es que el reportaje de boda sea principalmente grabado en vídeo pero insertando imágenes de cine en algunos momentos. El vídeo nos permitirá cubrirnos las espaldas y comprobar al momento que tenemos material registrado, además de que capta el sonido de forma simultánea. Mediante el programa de edición insertaremos posteriormente en esa grabación de vídeo las escenas rodadas en película. El contraste entre ambos tipos de imágenes lo hará muy interesante, algo importante porque normalmente nadie aguanta más de media hora frente al televisor contemplando un reportaje de boda. Para quienes no tengan todavía mucha seguridad a la hora de filmar ésta es la mejor opción, aunque hará necesario cargar con dos cámaras: vídeo y cine.

También es muy recurrente mezclar en un mismo reportaje diferentes tipos de película, por ejemplo filmando algunas escenas en color y otras en blanco y negro, sobretodo cuando solamente se va a utilizar película de cine prescindiendo del vídeo.

 

La cámara ideal para bodas

No es necesaria una cámara de Super8 de altas prestaciones para conseguir un buen reportaje, sobretodo si se va a compaginar con imágenes en vídeo, porque en ese caso lo más llamativo de las partes rodadas en cine será su aspecto vintage (hay quienes incluso exageran las imperfecciones, el grano de la película o añaden al montaje final las veladuras típicas de las películas de cine).

 

Además, cuanto más ligera sea la cámara tanto mejor porque tendremos que estar cargando con ella bastante tiempo, por lo que las cámaras de gama media pero fiables (como Canon 514XL, Nizo 480...) serán la mejor opción. La Canon 310XL es una cámara muy sencilla y ligera que tiene el objetivo más luminoso de todos los fabricados para Super8, lo que es una ventaja en condiciones extremas de poca luz.

 

Iluminación y elección de la película

Antes de la llegada del vídeo, los reporteros de boda no tenían otra opción que filmarla en cine. Antiguamente era necesario cargar con incómodos focos halógenos que necesitaban ser enchufados a la red para iluminar las escenas de interior, ya que los tipos de película disponibles eran de muy baja sensibilidad.

          

Hoy día todo esto ha cambiado: Las películas modernas, con sensibilidades de hasta 500 ASA (como la Kodak Vision3 500T) permiten registrar las imágenes incluso en zonas con muy poca luz (ej: el interior de una iglesia). En cualquier caso, un moderno foco de leds a pilas acoplado en la misma cámara mejorará mucho la imagen cuando la luz más escasee. 

En el extremo contrario, cuando se trate de tomas en exteriores con buena iluminación natural, las películas tipo reversible de sensibilidad media (ASA 100) o incluso otras de baja sensibilidad y alta definición (Kodak Vision3 50D) captarán los colores con su máxima saturación, especialmente en entornos con vegetación con mucho verde o en puestas de sol al aire libre.

 

 

Trípode

Si podemos permitirnos el engorro de cargar con un trípode, las escenas gozarán de la máxima estabilidad posible, lo que puede ser interesante para tomar algunos planos estáticos (los novios dentro de la iglesia durante la ceremonia). 

Si además la cámara tiene temporizador, disparador automático o remoto, y queremos aparecer en la filmacion sin tener que dejar la cámara en manos de otra persona, el trípode se hace indispensable.

 

 

Ejemplos de reportajes

 

Nicola + Ben from cine8 on Vimeo.

 

 

La propia Kodak se ha dado cuenta de esta creciente moda de los reportajes de boda registrados en Super8 y desde hace unos meses dedica una sección completa en su página web a este fenómeno, con entrevistas a algunos jóvenes cineastas que hacen este tipo de reportajes. Para acceder a la sección pincha sobre este enlace.

En la web de lolavideo.net puedes ver más ejemplos de reportajes de bodas recientes elaboardos con imágenes de Super8. En España, Blaumedia Studio ofrece también un servicio de filmación en Super8 para bodas y eventos.